DestacadoEconomíaNoticias

Más de 90 empresas se han beneficiado de la ley de tasa cero

58views

Habichuelas pintas y pechuga de pollo entre productos más importados

En los primeros dos meses y medio de vigencia de la Ley 6-22, que establece tasa cero de arancel a una serie de productos alimenticios, se autorizó la importación a poco más de 90 empresas que solicitaron acogerse a dicha gracia para traer al mercado carnes de cerdo y pollo en distintas variantes, ajo, aceites, grasa vegetal, guandules, habichuelas, harina, pastas, maiz y otros.

De acuerdo a una lista de aprobaciones bajo la Ley 6-22, entregada por el Ministerio de Agricultura, el monto total a pagar por concepto de gravamen de los productos fue superior a los 410.6 millones de pesos. Sin embargo, desde la institución se insistió en responder que es la Dirección General de Aduanas la que debe confirmar cuánto se dejó de pagar por el arancel aduanero, en cambio desde Aduanas se respondió que es Agricultura.

En marzo pasado, cuando se discutía la aprobación de la Ley 6-22, Martín Zapata, viceministro de políticas tributarias del Ministerio de Hacienda, informó a una comisión de diputados que el costo fiscal que iba a asumir el gobierno producto de la disminución de arancel o tasa cero sería de unos de 267 millones de pesos.Con fines de garantizar la estabilidad de los precios de una serie de artículos de la canasta familiar de alto consumo, en el contexto de inflación actual, el pasado 27 de abril el Poder Ejecutivo promulgó la Ley 6-22, con la que, de manera provisional y durante seis meses, la Comisión para las Importaciones Agropecuarias aplicará la tasa cero en el arancel de aduanas a los bienes clasificados en 67 subpartidas arancelarias de alimentos de consumo masivo.

El Poder Ejecutivo indicó que la medida se tomó tras registrarse desde el 2020, a nivel mundial, alzas en los precios de productos y servicios, debido a la disrupción en la cadena de suministros, al aumento de los fletes internacionales y el precio de las materias primas básicas, incluyendo el petróleo y sus derivados, y más reciente la guerra entre Rusia y Ucrania, que han incrementado los índices de inflación (aumento generalizado y sostenido de los precios).

Habichuelas pintas (2,812,665.24 kgs), pechuga de pollo (2,450,214.49 kgs), pasta de pollo (2,405,900.60 kgs), leche en polvo (1,195,162.00 kgs) y ajo (1,117,647.04 kgs) son los cinco productos con más cantidad de kilogramos autorizados a importar bajo la Ley 6-22, procedentes de Canadá, México, Brasil, Chile, Estados Unidos, Alemania, Argentina, Bélgica, Dinamarca, Francia, Nueva Zelanda, China y Egipto.

Al menos el comportamiento de esos cinco productos en cuanto a su índice de precios al consumidor (IPC), refleja cierto nivel. La pechuga de pollo, que en abril registraba un IPC de 131.02, en julio subió a 136.24; la leche en polvo pasó de 113.62 a 117.77 y el ajo bajó de 73.06 en abril a 67.46 en julio.

En el último reporte sobre la inflación emitido por el Banco Central, correspondiente a julio, se indica que el precio del ajo disminuyó -4.25 % en ese mes.Proceso para importar
La Comisión para las Importaciones Agropecuarias es presidida por el Ministerio de Agricultura, máxima autoridad que da la autorización para importar los productos con tasa cero, y la integran los ministerios de Hacienda; de Industria, Comercio y Mipymes; y de Economía Planificación y Desarrollo. También, la Dirección General de Aduanas, el Banco Agrícola, el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre) y la Dirección General de Contrataciones Públicas.

Las solicitudes de importación son evaluadas por los integrantes de dicha comisión, con base en regulaciones sanitarias y cuotas de importación.

Las empresas que dispongan de la autorización de productos y cantidades a importar, por parte de Agricultura, deben solicitar la aplicación de tasa cero a Aduanas, quien la remite a la administración por donde llega la mercancía.

Leave a Response