Noticias

Cáceres desviaba fondos públicos aun en cambio de Gobierno

254views
El mayor general y la pastora Rossy Guzmán supuestamente crearon una red militar, societaria y religiosa para el desfalco

A pesar del cambio del gobierno, el mayor general del Ejército Adán Cáceres Silvestre y su socia la pastora Rossy Guzmán seguían haciendo operaciones ilícitas para desviar fondos públicos de instituciones castrenses, establecieron los fiscales anticorrupción durante su investigación.

De acuerdo al Ministerio Público, estos continuaban recibiendo dinero producto de las maniobras fraudulentas, debido a que colocaron de forma estratégica personas que pertenecen a la red (militar, societaria y religiosa) que le responden, además de las acciones de distracción del dinero, a evitar que evidencias importantes para las investigaciones que realiza el órgano acusador lleguen a sus manos.

Por ejemplo, detallan en la solicitud de medida de coerción, en febrero de este año 2021, lograron obtener de forma ilícita del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) RD$1,271,100. Supuestamente este dinero fue distribuido entre Cáceres Silvestre, el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez, programador de nóminas del Cestur e imputado en este caso; y el ex subjefe de la Policía Nacional, Neybi Pérez Feliz (que no fue apresado), a quien le entregaron RD$ 100,000.00

¿Cómo funcionaba todo?

Las pesquisas arrojaron que cuando en el 2012, el expresidente Danilo Medina llegó al poder, Cáceres Silvestre comenzó a crear un entramado militar-policial, social y religioso para distraer fondos del patrimonio público.

Para crear la red criminal, y desviar el dinero público, Cáceres Silvestre supuestamente constituyó un entramado junto a la pastora Rossy, quien era, además, asimilada de la Policía Nacional, el coronel policial Rafael Núñez de Aza, exdirector financiero del Cusep y del Cestur; 

el mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez, el cabo policial Tanner Antonio Flete Guzmán (hijo de la religiosa) y otros investigados para distraer el dinero y ocultarlo.

El desvío de los fondos, indican las pesquisas, consistía en lo siguiente: distraían millonarios fondos de los viáticos, la compra de combustibles, las raciones alimenticias e inteligencia.

Para esto, presuntamente, el mayor Girón Jiménez dentro de la estructura criminal tenía la función de recolectar el dinero de un personal que cobraba en nómina del Cestur, también de los viáticos y supuestos gastos de inteligencia y raciones alimenticias, a los cuales les descontaban un porciento que iba destinado a la red criminal.

Indican los fiscales que en promedio era recaudado por concepto del personal pagado a través de nómina la suma RD$3, 000,000, por viáticos RD$2, 000,000 y por gastos de inteligencia RD$500,000, todo este dinero era sustraído de las cuentas del Cestur.

Leave a Response